El Médico de los Pobres

Usted está aquí

Dr. José Gregorio Hernández: El Médico de los Pobres

Hoy recordamos las lecciones de vida de un verdadero maestro, académico Dr. José Gregorio Hernández Cisneros nacido en el pueblo de Isnotú, estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864, ciudadano auténtico, cristiano ejemplar, científico y servidor de los pobres por amor a Jesús y su evangelio. Aquél hombre que, por su humildad fuera ajeno a todo reconocimiento y a todo honor, aquél que no reclamaba ni siquiera la justa recompensa a su labor y méritos, a este Venerable Académico, que jamás se imaginó que su vida sería apreciada y recordada por muchas generaciones y que se le tribularían tantos homenajes.
Y menos aún, que personajes de todas las esferas sociales como: hombres de la Iglesia, de la política, de las ciencias, de las artes, trabajadores del campo y de la ciudad, católicos y no católicos, venezolanos y extranjeros, reconocerían su hermosa misión y dejarían constancia de ello, de muy diversas maneras.


Hernández, transitó por Venezuela como uno de los fundadores de la Academia Nacional de Medicina, predicó con su sabiduría y con su ejemplo, y que, a través de los años se hace presente en la vida de venezolanos y extranjeros; y que hoy pareciera querer estar presente en esta patria atribulada por tantos problemas políticos, económicos y sociales.
Su presencia sigue presente en nuestro pueblo. Por eso hoy sábado 31 de octubre las hermanas concepcionistas M. Mariana Guinand, Superiora Provincial, M. Ángeles Miguélez y Dhariana Calcaño han participado en la ceremonia de clausura de la inhumación de los restos mortales del Venerable Siervo de Dios Dr. José Gregorio Hernández médico de los pobres y apóstol de la paz como paso previo a la Ceremonia de Beatificación para el año próximo.


La clausura tuvo lugar en el Santuario Nuestra Señora de la Candelaria, en Caracas donde reposan sus restos después de estar por mucho tiempo en el Cementerio General del Sur. A las 10 am. comenzó la ceremonia, presidida por el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y administrador apostólico de Caracas.
Cantos religiosos y piezas de autores venezolanos acompañaron este acto que despertó reacciones de verdadera emoción entre los presentes. Asistieron representantes de la Conferencia Episcopal, de distintos sectores del país, además de representantes de varias embajadas con sede en Venezuela.  Se destacó la presencia de la niña Yaxury Solórzano Ortega, quien según el Vaticano recibió “un presunto milagro obrado por la intercesión” de José Gregorio Hernández, un reconocimiento que colocó al llamado “médico de los pobres” a un paso de la santidad. El milagro que se atribuye a Hernández sucedió en marzo de 2017, cuando la niña tenía 10 años y fue víctima de un impacto de bala en un intento de atraco en el estado Guárico. El pronóstico médico que recibieron sus padres fue que difícilmente sobreviviría y que si lo hacía perdería facultades. Tras ser operada, Yaxury logró caminar, ver y hablar en una curación de la que se da crédito a José Gregorio Hernández.


Damos gracias a Dios por esta buena noticia para la Iglesia en momentos tan críticos de la humanidad y de nuestro país. Seguimos orando para que José Gregorio siga intercediendo por nuestro pueblo venezolano y nos conceda la democracia que tanto anhelamos y podamos vivir en un país más solidario, justo y fraterno en la que se respete la dignidad humana.
¡Venezuela Camina con José Gregorio Hernández!


 

Categoría: