III Día Mundial de los pobres

Usted está aquí

 Este año, del 10 al 17 de noviembre de 2019, tendrá lugar la tercera edición del Día Mundial de los Pobres. Así lo informó, el pasado 9 de noviembre de 2019, la Oficina de Prensa de la Santa Sede a través de un comunicado. El Día Mundial de los pobres fue instituido por el Papa Francisco para dar un signo de atención e inclusión a las personas que viven diariamente al margen de la sociedad y es organizado y promovido por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.
 

Mensaje del Papa Francisco

Documentos (PAUTA PARA ANIMAR COMUNIDADES)
 

«La esperanza de los pobres nunca se frustrará» (Sal 9,19). “Las palabras del salmo se presentan con una actualidad increíble”, es el tema elegido por el Papa Francisco para el Mensaje de esta III Jornada Mundial de los Pobres.Se trata del un salmo escrito en una época en la que la gente arrogante y sin ningún sentido de Dios perseguía a los pobres para apoderarse incluso de lo poco que tenían y someterlos a la esclavitud.

Esto es algo que “hoy no es muy diferente”, apunta el Pontífice en el citado mensaje. Las palabras del salmo “no se refieren al pasado, sino a nuestro presente, expuesto al juicio de Dios”, ya que “también hoy debemos nombrar las numerosas formas de nuevas esclavitudes a las que están sometidos millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños”.

Concierto previo

En vísperas de la celebración de la III Jornada Mundial de los Pobres, 7.000 personas necesitadas fueron los invitados de honor en el tercer concierto Con los pobres y para los pobres, celebrado el pasado sábado, 9 de noviembre, en el Aula Pablo VI del Vaticano. El maestro Nicola Piovani, ganador de un Óscar por la banda sonora de la película La vida es bella, dirigió a la Orquesta Italiana del Cine y a él acudieron familias en dificultad, ancianos, personas sin hogar y otras muchas en situación de fragilidad y precariedad.

Misa y almuerzo con el Papa El domingo 17 de noviembre, a las 10 h., el Papa Francisco presidirá la Eucaristía en la basílica de San Pedro con la presencia de los pobres, acompañados de algunas asociaciones de voluntarios. Después, tendrá lugar el ya tradicional almuerzo con el Santo Padre. En él, 1.500 personas pobres son invitadas al Aula Pablo VI, habilitada como un gran comedor con 150 mesas, para un almuerzo festivo en su honor. Estos hombres y mujeres provienen de Roma, de las diócesis del Lacio y de otras diócesis de Italia.

Signo de inclusión

El almuerzo es ofrecido por Roma Cares y al final del mismo los participantes recibirán regalos: paquetes de pasta por parte de la marca La Molisana y de aceite de la empresa Coldiretti. Este almuerzo con los pobres se realiza también como signo de inclusión, en cada parroquia y organización voluntaria que se haya unido a la iniciativa, tanto en Roma e Italia como en el resto del mundo, dependiendo de las posibilidades.

Ambulatorio en la plaza de San Pedro

En esta ocasión se repetirá la experiencia del ambulatorio de la plaza de San Pedro, donde durante toda la semana habrá consultas médicas, tratamientos y análisis clínicos totalmente gratuitos para las personas indigentes, que normalmente presentan dificultades para acceder a este tipo de servicios.Esta vez, gracias al apoyo de importantes organizaciones de salud y a la difusión de esta iniciativa, se han incrementado las especialidades médicas disponibles que serán: medicina general, cardiología, diabetes, dermatología, reumatología, enfermedades infecciosas, ginecología, oftalmología, podología, vacunación contra la gripe y ecografías. El ambulatorio está ya en funcionamiento desde el domingo 10 y continuará hasta el domingo 17 de noviembre, de las 8 a las 20 horas. Excepcionalmente, contará con algunas interrupciones del servicio el miércoles por la mañana para la audiencia del Papa y el domingo por la mañana para el rezo del Ángelus.

Repercusión de las iniciativas

Todas estas actividades vinculadas al Día Mundial de los Pobres consiguen año tras año un apoyo creciente, indica el citado comunicado. El año pasado, el ambulatorio recibió en una semana alrededor de 2.000 pacientes que recibieron 3.500 prestaciones gratuitas. La intervención de los médicos fue providencial en tres pacientes que sufrieron un infarto en el momento de la visita y también se identificaron varias personas con enfermedades infecciosas graves, a las que se dio seguimiento durante el período necesario después de la celebración del Día Mundial. Igualmente, se prevé la llegada de noticias sobre las abundantes iniciativas procedentes de todas las diócesis del mundo.

Entidades colaboradoras

Los servicios prestados en esta estructura son posibles gracias a la ayuda prestada por algunas entidades que ya colaboraban con el Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, junto con otras nuevas que se han unido este año.

En concreto, no solo la Dirección de Salud e Higiene del Estado de la Ciudad del Vaticano, sino también los especialistas de la Universidad Católica – Policlínico Gemelli, la Universidad de Tor Vergata y el Polo de Asistencia y Casa de Cuidados de la Sagrada Familia, el Hospital S. Giovanni – Addolorata, el INMP – Instituto Nacional para la Promoción de la Salud de las Poblaciones Migrantes y la Lucha contra las Enfermedades de la Pobreza, han realizado una valiosa aportación. Además, el servicio de recepción, selección y asistencia al visitante, así como los médicos del centro, es prestado por el Cuerpo de Enfermeras Voluntarias de la Cruz Roja Italiana, la Asociación de las mujeres de la Cruz Roja de Italia ONLUS y la Sociedad Italiana de Medicina General y Atención Primaria.

La creación del ambulatorio y la preparación de las diversas iniciativas del Día Mundial de los Pobres han sido apoyadas también por: UnipolSai, Gilead, Roma Cares, Euroma 2, Fondazione R.H., Regia Congressi, Sequirus S.r.l., Confederazione Nazionale delle Misericordie d’Italia, Halga Italia S.r.l., Methodo, LEO Pharmacia, Lloyds Farmacia, Dedalus S.P.A. y Kilabs.
 

FUENTE: ZENIT
 

Categoría: